Reparar tarjeta llave de Renault Laguna II, ¿qué encontramos dentro?

Los modelos Megane 2, Scenic 2, Laguna 2 y Espace 4 del fabricante de automóviles Renault cuentan con una tarjeta electrónica muy similar que tiene una doble funcionalidad:

  • Mando a distancia de apertura y cierre de puertas.
  • Desbloqueo y arranque del vehículo.

Tras varios años de uso, pueden presentar problemas relacionados en la mayoría de ocasiones con fallos en las soldaduras de sus componentes electrónicos. Para ilustrar los pasos a seguir en su reparación usaré la tarjeta del modelo Laguna 2, pero las instrucciones genéricas comentadas a continuación son válidos para las tarjetas de esos cuatro modelos, y probablemente para otros con tarjetas de aspecto y funcionamiento similar.

TarjetaLaguna2_01

Suelen presentarse tres tipos de averías:

Síntoma 1: No funcionan los botones de apertura o cierre de puertas. Con la llave manual la puerta del conductor abre y cierra perfectamente, y con el pulsador del cuadro de mandos del vehículo todas las puertas abren y cierran. Si la tarjeta dispone de LED indicador, este no enciende al pulsar el botón que no funciona.

Solución: Reparar botones de la función mando de la tarjeta. Muy posiblemente se haya desoldado o averiado el pulsador.

Síntoma 2: El vehículo no reconoce la tarjeta al introducirla en el tarjetero de desbloqueo y arranque. Con otras tarjetas funciona perfectamente.

Solución: Se ha desoldado la bobina de desbloqueo de la placa electrónica de la tarjeta. Resoldar. Muy común en las tarjetas del Megane II.

Síntoma 3: La tarjeta presenta los dos síntomas anteriores y la batería no está agotada (probarla antes de hacer nada)

Solución: Se ha desoldado algún terminal del microcontrolador de la placa electrónica de la tarjeta. Resoldar todos sus terminales.

En cualquiera de los casos, lo primero que debemos hacer es desmontar la carcasa de la tarjeta y acceder a la placa electrónica. Pero el fabricante nos lo pone difícil, ya que las dos tapas de que consta la carcasa están pegadas y no cuentan con ningún tornillo o mecanismo sencillo de desmontaje. Teóricamente son tarjetas “irreparables”.

Teóricamente son tarjetas “irreparables”.

Pero con paciencia y sabiendo a que “nos enfrentamos”, es posible desmontar la carcasa y volver a montarla tal y como explico a continuación.

Sigue leyendo