Obtener voltajes superiores al de alimentación o voltajes negativos

Hay ocasiones en las que un determinado componente o parte del circuito electrónico que estamos diseñando requiere una tensión mayor a la empleada para alimentar el resto del circuito o proporcionada por una batería. Por ejemplo, si necesitamos implementar un puerto de comunicación serie RS232, se requieren tensiones de aproximadamente ±12 voltios. O puede que algún sensor o amplificador de instrumentación requiera tensiones superiores a los +5 o +3,3 voltios empleados por el resto de la electrónica digital que lo controla, o incluso tensiones negativas.

En los casos planteados anteriormente, y en infinidad de otras necesidades que se pueden plantear, en las que se requieren “tensiones especiales” con consumos de corriente bajos para alimentar cargas eléctrónicas de poca potencia o como simples tensiones de referencia, se suelen plantear soluciones alternativas a la clásica que sería montar distintas fuentes de alimentación, lo que aumentaría el coste económico y el consumo eléctrico, produciría más calor, aumentaría el tamaño del circuito, etc.

Pero en el caso de que el circuito vaya a ser portátil, o en el mundo de la automoción donde la alimentación eléctrica proviene de baterías…

¿cómo alimentar estos circuitos que requieren tensiones superiores a la proporcionada por las baterías o incluso tensiones negativas?

Sigue leyendo